domingo, 14 de junio de 2009

Artículo vomitivo y la pena que aún no puede ser expresada con propiedad

Cuando la mente es estrecha, cuando nos creemos completamente poseedores de la verdad, es posible llegar a este grado de necedad? Es posible culpar solamente a la ignorancia por declaraciones como estas? Debe haber algún tipo de desorden o desequilibrio que explique tanta intolerancia y todo este huayco de ofensas. Mientras lo analizo intentando que el asco no perturbe mi meditación, posteo esto escrito en el diario Correo que quizá nos deje ver las enormes brechas que existen y los enormes puentes que DEBEMOS construir.

La paz no se logra desde opiniones como la que leerán.



Andrés Bedoya Ugarteche
LA ORTIGA

¡Pobrecitos chunchos! y otras torpezas


LIMA | Este país -ahora ya estoy seguro- fue diseñado y puesto en funcionamiento por una sociedad constituida por Aristófanes y Kafka. En realidad no es un país, es una suerte de patética tragicomedia o lúgubre "comotragedia". Como gusten. Simplemente revisen los luctuosos y recientes sucesos.

Luctuosos sucesos:- Si bien es cierto que todo lo que ocurre en esta desgraciada tierra es luctuoso (y no estoy hablando de fútbol, ¿ah?), hay hechos más fúnebres que otros. El último ha sido la matanza en la Selva, gracias a que chunchos de la edad preagrícola, ignorantes, primitivos y feroces, fueron azuzados por comunistas y sinvergüenzas que desean convertirlos en los "tontos estúpidos" que los elevarán a las alturas de un gobierno dictatorial, asesino y carnicero.

Para comenzar, no se atrevan a llamarme racista. Para racistas, los chunchos. Escuché las declaraciones de uno de ellos, masticando apenas el castellano, diciendo que habían muerto "cinco soldados, cuatro nativos y un mestizo" ¡Es decir! Ni los criadores de perros se atreverían a tanto. Recordemos también que el organismo ese, el Aidesep o como se llame, se considera "interétnico", o sea, interracial. Otro de estos paleolíticos mencionó la muerte de "tres nativos, cuatro soldados y un civil". ¿No es delicioso? Tal como lo sospechaba, ahora resulta que los chunchos (¡perdón! nativos) no son "civiles". Si alguien pretende enjuiciarme por mi supuesto "racismo", les advierto que ya lo intentaron los juliaqueños y se fueron de culo en la Fiscalía. En todo caso, también tendrían que enjuiciar a la Enciclopedia Universal Ilustrada, más conocida como Espasa, en cuyo tomo 17, página 702, dice a la letra: CHUNCHO, CHA. Adj. Indio salvaje que habita en los bosques del Amazonas. U.t.c.s.

De modo que ya lo saben. Para aquellos que aún consideran a estas "etnias" como grupos humanos de gentes "buenas", "ingenuas" y "candorosas", les recuerdo que fueron estas mismas las que perfeccionaron el arte de reducir las cabezas de sus enemigos y llevarlas en los cinturones de piel que sujetaban sus taparrabos. Con los congresistas van a fallar. Ya esas cabezas no pueden reducirse más. En todo caso, si los "nativos" no lo hicieron con los 25 policías que asesinaron y se comieron sus restos, fue solamente por falta de tiempo.

Además, estos chunchos -a los que he visto luciendo camisitas Lacoste y politos bien fichos, así como zapatillas Adidas- se niegan a que se explote el petróleo -que es propiedad de todos los peruanos- que ellos alegan se halla en "su" territorio. ¡Vaya concha! Tampoco atracan con la explotación maderera racional y por la misma razón. Y para remate, no quieren pagar impuestos. ¡Perfecto! ¿Cómo creen, infelices asesinos de policías, que funcionan las fábricas cuyos productos ustedes llevan encima? ¿Con agüita? ¿Cómo creen que se fabrican las medicinas y hospitales que ustedes reclaman gratuitamente? En lo que a mí concierne... ¡váyanse a la mismísima, taparrabos y todo!

Y no menciono los motivos de "cosmovisión", que ahora esos mismos chunchos sacan a relucir a cada rato. Apenas chancan el castellano, sus lenguas nativas no pasan de ochenta vocablos ¿y ya mastican el concepto de "cosmovisión" que todos los demás peruanos debemos respetar? ¿Y me vienen con que no hay "progresistas" y humalientos detrás de todo esto?

Estoy organizando una protesta seguida de una matanza de policías en Arequipa. Por si no lo saben, según la "cosmovisión" de nosotros los arequipeños, se debe capar a todos los moqueguanos y tumbesinos que habiten en "nuestro" territorio, el "gobierno de turno" debe respetar nuestra cosmologobiología.

También he escuchado a dirigentes -los más tranquilos- que "exigen" dialogar. ¡Por qué, carajo! ¿Por qué se debe "consultar" con esas etnias que ya eligieron en las últimas elecciones generales a las autoridades que ahora dictan las leyes? ¿Los "Malditos del Cono Norte" también exigirán diálogo para derogar el Código Penal?

Y no menciono a las tres "personas nativas con rasgos étnicos definidos" (definición oficial de "indio", ojo, para evitar "racismos"), a las tres vedettes de la cloaca parlamentaria que ahora están haciendo un carnaval puneño en pleno hemiciclo. Me refiero a las congresistas que creo se apellidan Supaypahuahua, Cachachanca y Hatunracca. Les ruego me disculpen, pero tengo poca capacidad retentiva de nombres y no hablo una sola sílaba de quechua o aymara (O huitoto, o mayoruna, o jíbaro o aguaruna, para el caso).

Pero a todo esto, ¿existe aún un solo peruano que no se haya percatado que detrás de todo este chongo selvático está el excremento comunista, y las deposiciones humalientas dispuestas a echar al actual gobierno e instaurar por la fuerza la República Bolivariana Socialista del Perú? ¿Alguien duda aún que detrás de todo esto está la cacaneta con orejas ("chávez" que le dicen), moviendo los hilos de Ollantita, el polichinela 2? ¿Y han visto al triste y olvidado oportunista, Javier Diez Canseco, haciendo barra por los aguarunas? El hombre está -literalmente- bailando en una pata. Lo único que sienten éstos es que hayan habido más policías muertos que chunchos. Esto no les sirve.

¿Quiénes creen que adoctrinaron a ese seudonativo chuncho, el del ridículo sombrerito de plumas, para que organizara toda la matanza y que luego huyó por los techos como la rata que es (que me disculpen las ratas por la comparación)? Y para remate, con la ayuda de las Huarilloccllas y las Choquecallatas del Parlamento, las que deben ser engrilletadas y arrojadas a la mazmorra más fría y húmeda de Lurigancho.

Y para desgracia nuestra, todo esto tiene para largo... para muy largo. No sé qué espera Alan que no prepara a su FAP con todo el napalm necesario.

Hasta más vernos.

Link original del artículo: AQUÍ


Soy una chuncha, me sobo en los troncos para bañarme y cuelgo de lianas para transportarme, nací en Tarapoto y no le hago honor al nombre y he viajado en ridículas canoas casi prehistóricas.

Me gustaría, como muchos, no hacer caso de un artículo como este, obviarlo porque no merece ni lo que escupo, reirme de la ignorancia de todo lo comentado. Pero no puedo. No puedo dejar de asquerame, ya bastante olor a luto, tragedia y burla tiene cada ícaro que canto, cada mito que leo, cada juane que trago. Sr. Bedoya, váyase usted a la mierda, disculpe el salvajismo de mi frase, suelo intentar ser educada a menos que mi interlocutor merezca mi vulgaridad, claro está que usted merece toda la repugnante-vomitiva-flatulente-viscosa repugnancia que pueda emanar. Así que, con todo mi primitivismo, deseo y exhorto al primer desequilibrado que quiera ejecutarlo, que le pasen una ishangueada por el orto. Qué es ishanga?, para que vean lo diverso que es el Perú.


1 comentario:

Xkw dijo...

quiero entrar al link, pero no me deja, ojalá me puedea ayudar que me gustaría decirle alguna cosilla a ese señor.

gracias y un saludos