viernes, 18 de junio de 2010

Bah....

Mi taza verde está vacía y mi alma está llena, de un fangoso azul que se agita inconstantemente. Qué difícil es encontrar con quien rendirse, con quien demostrarse totalmente vencido.

Y a ver si dejan de morirse porfavor.

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Buscando la victoria en una rendición o buscando la rendición en una victoria?, en ambas siempre hay entrega.

:)